¿Todos los días se transforman en una lucha con tus hijos para que se cepillen los dientes? No eres el/la único/a que pasa por esto a diario. El cepillado puede convertirse en una batalla en algunos hogares. Pero aquí te dejaremos algunos consejos. Estos los hemos recolectado a lo largo de los años de padres y madres que han abordado el tema de cepillado de dientes. Si tu hijo posee la destreza para atar sus zapatos, pueden cepillar sus propios dientes con eficacia.

4 Consejos para que los niños se laven los dientes

1.       Cepíllate los dientes al mismo tiempo que ellos.

¿Manchas amarillas
en tus dientes?

Valores Limpieza Dental

Algunas familias tienen disponibilidad para cepillarse todos juntos siempre, pero no todas las familias cuentan con ese privilegio. De todos modos, siempre es inclusivo y positivo que los niños vean a sus padres u otros miembros de la familia cepillarse los dientes. No es necesario hacer esto cada vez que tus hijos deban cepillarse los dientes, pero de vez en cuando puede ser una buena herramienta hasta que tus hijos ya sepan lavarse los dientes por sí solos y hayan adquirido el hábito. Cepillarte junto a tu hijo ayuda a que este lo vea como algo positivo, reduciendo la sensación de abandono.

2.       Primero cepilla los dientes de algún muñeco.

Puedes utilizar uno de sus animales de peluche. Así puedes hacer que el cepillado de los dientes sea divertido, deja que tu hijo cepille los dientes del muñeco y luego los suyos. Esta es una idea muy buena si todavía cepillas los dientes de tu hijo y necesitas ayuda para que se calme y se deje cepillar.

3.       Haz muecas y caras divertidas en el espejo mientras se cepillan.

Es importante que el cepillado no se asocie a algo aburrido. Puedes inventar historias y hacer morisquetas que te ayudarán cada vez que cepilles los dientes de tus hijos. Sin embargo, no debes descuidar que el cepillado sea con la técnica adecuada para que sea efectiva la limpieza.

4.       Ofrecer recompensas.

¿Te sangran las encías?

Agenda Online

Recompensar a tus hijos por cepillar dos veces al día, 7 días a la semana es una buena manera de reconocer el trabajo duro que hace tu hijo y el esfuerzo de adoptar un hábito.

Antes de que los dientes de tu hijo empiecen a tocarse, no necesitan usar hilo dental. Cuando ya es necesario hacerlo, una manera fácil es con el uso de seda dental con aplicador, ya que es más fácil de manipular por ellos. A pesar de que los dientes de tus hijos no son definitivos, los dolores son igual a cualquier edad. También lo es el precio por tratar las caries. Ayuda a tu hijo a tener el hábito de cepillarse y usar hilo dental a una edad temprana. Así evitará el costo de arreglar sus dientes. Además prepararás a tu hijo para cuidar sus dientes cuando sea adulto y durante toda la vida.

Si tu hijo necesita un control o todavía no tiene su primera visita al dentista, no dudes en pedir tu cita con uno de los especialistas de IntegraMédica Perú.

Nuestros dentistas están esperándote. Pide tu cita aqui.

 

Comments

comments