Chile es el país con más fumadores de América entre la población joven, el consumo es de 35%, y en adultos alcanza el 41% de la población total.

¿Buscando un
dentista de calidad?

VER DENTISTAS

Creo que todos hemos visto las campañas antitabaco impulsadas por diferentes gobiernos y organizaciones a través del tiempo, también hemos visto las diferentes imágenes en las cajetillas donde aparecen bocas o partes del cuerpo afectadas por el cigarro, pero pocos saben que además de producir diferentes tipos de cáncer, el tabaco produce efectos inmediatos en nuestra boca, ya sean efectos estéticos o enfermedades como la gingivitis, por ejemplo.

No solo los cigarrillos causan problemas de salud, el tabaco en pipa y los chicles de nicotina también, estos son dañino porque corroen las encías y puede atacar a otros tejidos blandos en la boca como las mejillas, los labios, la lengua y el paladar.

Estos son alguno de los efectos del tabaco en la boca

Una “hermosa” sonrisa amarilla: Una de las consecuencias más evidentes de fumar es la coloración amarillenta de los dientes. El amarillamiento se produce debido al humo del cigarrillo que contiene nicotina y  alquitrán, los que se impregnan en los dientes y aumentan la placa bacteriana.

Daño a las encías, los huesos y los dientes: Debido a que las bacterias se acumulan más rápido en la boca de un fumador, las encías retroceden más rápido, más rápido se desmoronan los dientes e incluso el hueso debajo de la línea de las encías pueden ser dañados, esto puede empezar o empeorar una gingivitis leve.

Pérdida dentales: Para los fumadores más adictos, el daño a las encías y dientes pueden continuar hasta perder piezas dentales.

El mal aliento: Así es, fumar causa mal aliento (¿o no lo habías notado?), los componentes del cigarro se adhieren a la mucosa de la boca, de la lengua y de los dientes. Debido a esto genera un olor característico en el aliento y agrava la halitosis originada por otras causas.

¿Qué hacer?

Compara valores de
tratamientos y
profesionales en Deenty.

Pide tu Evaluación

Si no puedes dejar este hábito, tal vez puedas reducir su consumo. Incluso un pequeño cambio puede hacer una gran diferencia. Personas que fuman menos de 10 cigarros diarios son casi tres veces más propensos que los no fumadores a tener periodontitis. Aquellos que fumaban más de un paquete y medio por día tienen casi seis veces el riesgo.

Siempre trata de practicar una buena higiene de todos modos, esto incluye el cepillado, limpieza con hilo dental y enjuague bucal. Los expertos sugieren que una boca limpia y fresca se sentirá tan agradable que usted tendrá menos tentación de contaminar con el tabaquismo. Recuerda que la salud física y oral están relacionadas entre sí.

Si quieres empezar a dejar esta adicción atrás puedes agendar un blanqueamiento dental con DEENTY, y dar el primer paso a una sonrisa más feliz.


Comments

comments