Es común querer mantener la salud bucal en perfecto estado, pero lo que no siempre se dice y la mayoría de las persona no sabe es el cuidado que se le debe dar a los instrumentos dentales, como tu cepillo dental, el cual debido a su diseño, construcción y uso es muy probable que tenga agentes externos que de seguro no quieres encontrar ahí, y que te mostraremos como mantenerlos fuera de el.

Sonríe hoy, mañana
puede ser muy tarde.

Encuentra tu Dentista

Se han descubierto más de 10 millones de bacterias habitando en un mismo cepillo de dientes. Esa es la misma cantidad que encontrarías en un cepillo para limpiar el inodoro. Las bacterias que habitan en un baño y los cepillos de dientes están en contacto directo, debido a el agua del inodoro se evapora en el aire. Las probabilidades de contaminación son más altas si el baño está mal ventilado. Los cepillos de dientes generalmente se contaminan en tan sólo una semana y un mes después del primer uso ya contienen varias bacterias peligrosas.

Algunas de las bacterias mas comunes de encontrar en cepillos dentales son las siguientes; Virus de la gripe, Herpes simple, Bacterias estreptococs, Bacterias estafilococos, E. Coli, Candida albicans y bacterias coliformes.

Cuidados básicos a la hora de mantener el cepillo dental.

1- Lavarse las manos antes y después de cada cepillado para mantener el cepillo alejado de los gérmenes de tus manos.

2- Cuando termine de usarlo, enjuáguelo bien con agua para eliminar los restos de alimentos, microorganismos y crema dental que pudiera haber quedado entre las cerdas.

3- Evite que la humedad se mantenga mucho tiempo en su cepillo.

4- Guardalo en un lugar aireado en el cual le de idealmente la luz y sobre todo, asegúrese de que quede colocado en posición vertical con las cerdas hacia arriba.

5- Si comparte un espacio para colocar las cepillos con otras personas, colóquenlas de modo tal que se evite el contacto entre ellas.

6- No guarde su cepillo de dientes en recipientes cerrados ni lo cubra.

7- Para evitar aplastar o malograr las cerdas de su cepillo dental si va a transportarlo por ejemplo al trabajo, escuela o a algún viaje, cúbralo con algún protector plástico. Pero recuerde lavarlo y escurrirlo muy bien antes de su siguiente uso.

8- Tenga presente que un exceso de cuidado podría malograr su cepillo dental. No es necesario lavarlo con detergentes ni intentar esterilizarlo en el microondas. Si desea desinfectarlo, adquiera alguna solución que sea específica para cepillos dentales.

9- Si has estado enfermo, es muy probable que tu cepillo tenga gérmenes de esa enfermedad, aplica un baño antibacteriano a tu cepillo, para no volver a enfermarte.

 Formas de desinfectar tu cepillo

El día más malgastado de
todos, es uno sin sonrisas.

Agenda Online

Si ya crees que es demasiado tarde para tu cepillo, y ya esta infectado existen formas en las cuales es posible desinfectarlos.

1- Remoja los cepillos de dientes en un enjuague bucal antibacteriano para eliminar los gérmenes. Agita el cepillo de dientes en el líquido alrededor de 30 segundos. El alcohol destruye la mayoría de los microorganismos.

2- Disuelve 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia. Sumerge el cepillo en la solución durante la noche.

3- Disuelve un comprimido de limpiador de dentaduras en agua caliente y sumerge tu cepillo de dientes en el mismo. La efervescencia eliminará los restos de las cerdas y las enzimas en el limpiador de dentaduras ayudarán a romper las proteínas de los alimentos.

Ya sabes que el cuidado de tus dientes es tan importante como el cuidado de tu cepillo, recuerda cambiar tu cepillo cada máximo tres meses, y visitar a un dentista 2 veces por año.

Agenda en deenty.com

Comments

comments