Ya todos sabemos lo importante que es tener buenos hábitos de higiene oral, y también sabemos que no tener una rutina de limpieza dental puede acarrear un sinnúmero de problemas tanto leves como más graves, incluyendo. A continuación te mostraremos cómo cuidar efectivamente tus dientes, de modo que te asegures de que estás haciendo bien el trabajo. También te mostraremos qué cosas debes evitar para mantener una buena salud bucal.

Cómo cuidar los dientes

Los mejores precios
para Limpieza Dental.

VER DENTISTAS

Las principales herramientas que necesitas para una limpieza oral básica son pasta de dientes con flúor y un cepillo de dientes. El cepillado regular elimina la placa que, tal como hemos visto en otros artículos, es una de las principales causante de muchos de los problemas dentales más comunes.

Cuando nos cepillamos los dientes hay que poner atención de llegar a todas las superficies, tratando de que la limpieza sea lo más completa posible; para saber en detalle cómo debes cepillarte los dientes haz click aquí. El tipo de cepillo que debes utilizar te lo debe indicar el dentista, sin embargo esto podría no ser tan importante en comparación a la técnica de cepillado, de todos modos es importante saber escoger el cepillo de dientes que se adecúa más a cada uno. Generalmente se recomienda cepillar los dientes al menos dos veces al día y tomar el tiempo para hacerlo bien (al menos dos o tres minutos). Recuerden que el cepillo de dientes se debe cambiar cada 3 meses aproximadamente, o cuando sus cerdas ya comiencen a mostrarse desgastadas.

El uso de hilo dental también es indispensable, ya que no hay ningún cepillo de dientes en el mercado que limpie entre medio de los dientes, por lo que el hilo llega a lugares donde el cepillo no puede llegar, y que son más susceptibles de acumular placa y sarro. El uso de enjuague bucal también podría ayudar a eliminar las bacterias restantes y es eficaz cuando queremos combatir la enfermedad de las encías.

Cosas que se deben evitar

Tal como hay hábitos que debemos incluir en nuestras rutinas, hay otros que no son tan buenos tanto para nuestra salud general como para nuestra salud bucal. Esto malos hábitos, principalmente corresponden al consumo de alcohol, a fumar, y el exceso de alimentos azucarados en la dienta diaria. Estos últimos aumentan las probabilidades de tener caries, ya que generalmente son consumidos entre comidas y no son cepillados sus restos.

El alcohol es malo mayoritariamente por la cantidad de azúcar que trae en sí, por otro lado, hay muchas bebidas alcohólicas que manchan los dientes o dañan el esmalte. Por otro lado, el consumo excesivo de estas bebidas podría causar el vómito que, como trae ácidos del estómago, también daña el esmalte.

Los efectos adversos del cigarro ya son conocidos por todos, pero nunca está de más recordar porqué sería muy buena idea dejar de fumar. El cigarro va manchando los dientes, dejándolos amarillentos; también aumenta la probabilidad de sufrir la enfermedad de las encías, que a su vez podría causar la pérdida de dientes. No creo necesario seguir enumerando razones para dejar este hábito tan dañino.

Problemas comunes

A continuación te contaremos acerca de los más comunes si es que no tienes hábitos de higiene oral adecuados.

  • Enfermedad de las encías: el daño causado por la enfermedad de las encías no se limita sólo a las encías, sino que también afecta la estructura ósea que sujeta los dientes de la mandíbula. Esta enfermedad básicamente es causada por la acumulación de placa que se endurece, pudiendo causar, en su nivel más grave, la pérdida de piezas dentales. Pero no corresponde a nada que no se pueda prevenir con un buen cepillado de dientes y con el uso de hilo dental. Si quieres saber más acerca de la enfermedad de las encías, sus etapas, síntomas, y soluciones haz click aquí.
  • Caries: la placa también es responsable de este problema. Ocurre que las bacterias de la placa convierten el azúcar en ácido, disolviéndolo sin que nos demos cuenta hasta que alcanza la dentina, que es cuando sentimos malestar. Lo bueno es que la saliva contiene minerales que ayudan a reconstruir el esmalte que ha sido dañado por el ácido. De todos modos no debemos olvidar un buen cepillado para evitar estas complicaciones.
  • Erosión: los dientes puede ser erosionado por los ácidos. Este ácido proviene directamente de los alimentos y bebidas azucaradas que se consumen. Por eso cepillarse los dientes luego de consumir estos alimentos es indispensable para evitar la erosión, como última medida también sirve masticar chicle sin azúcar. A diferencia de la caries o enfermedad de las encías, la erosión no es reversible.

¿Sabes en que consiste
una limpieza Dental?

Aprende Más

A parte de todos los cuidados que debemos tener diariamente con nuestra salud bucal, es importante controlarse periódicamente con un especialista, para evitar problemas graves o detectarlos a tiempo, antes de que sean irreversibles o muy costosos. Recuerda que en deenty.com puedes encontrar un dentista para el control que necesitas.

Comments

comments