Las visitas periódicas al dentista, y los hábitos de higiene correctos son importantísimos y base de una buena salud dental, sin embargo, también existen otros factores que ayudarán a mantener tu salud bucal. Uno de estos “otros” factores son la alimentación. En la siguiente entrada te dejaremos una lista de los peores alimentos para tu salud dental, de modo que evitándolos podrás promover una mejoría en tu cavidad bucal. Esta es una guía para minimizar los peligros potenciales que podrían causar algunos alimentos.

Los peores alimentos para salud dental

¿Buscando un
dentista de calidad?

VER DENTISTAS

Antes de ir a la lista de alimentos que pueden ser perjudiciales para tu salud dental, ahondaremos un poco en los grupos de alimentos dañinos.

En primer lugar, tenemos a los alimentos ácidos (baja clasificación de Ph), ya que estos erosionan el esmalte de los dientes, creando el panorama perfecto para la caries dental, y otros problemas de la cavidad oral.

Alimentos ácidos: limones, pepinillos, tomates, alcohol, café.

Alimentos poco ácidos: plátanos, aguacates, brócoli, carne magra, granos enteros, huevos, queso, nueces, verduras.

En segundo lugar, tenemos el grupo de los alimentos altos en azúcar. Casi todos sabemos que estos son perjudiciales para nuestra salud general como oral, pero muchas veces no sabemos el porqué. Las bacterias de la boca se alimentan de azúcares, por lo que este tipo de alimentos también crea el panorama perfecto para la formación de la caries. Sabemos que es difícil eliminar por completo el azúcar, pero hay que minimizar su ingesta lo más que podamos, sobre todo de azúcar refinada.

Alimentos ricos en azúcar: refrescos, dulces, frutos secos, postres, mermeladas, cereales, y obviamente el azúcar.

En tercer lugar, tenemos los carbohidratos refinados, o alimentos con almidón, ya que estos al contacto con las enzimas de la saliva, en el proceso pre digestivo que comienza en la boca, se transforman en azúcar, y ya sabemos lo que sucede con la presencia de azúcar en nuestra boca.

Alimentos con almidón y carbohidratos refinados: pastas, pan blanco, productos de pastelería, cereales refinados (como el arroz blanco).

En cuarto lugar, tenemos los alimentos pegajosos que se adhieren fácilmente a nuestros dientes. Esto se debe a la dificultad de sacarlos de los dientes, ya que mientras más tiempo pasen pegados a nuestras piezas dentales, mejor es el panorama para las bacterias, ya que pueden producir más ácido, y las enfermedades están más propensas a ser contraídas.

Alimentos pegajosos: masticables.

Compara valores de
tratamientos y
profesionales en Deenty.

Pide tu Evaluación

En quinto lugar, tenemos los alimentos astringentes o que secan la boca, como el café y el alcohol. Al secar la boca, dejan sin el protector principal de las bacterias: la saliva. La saliva evita que los alimentos se peguen a los dientes, incluso puede ayudar a reparar signos tempranos de caries, enfermedades de las encías y otras infecciones orales; de modo que su presencia es fundamental para la salud oral.

Alimentos astringentes: alcohol, algunos medicamentos, café, bebidas energéticas.

En sexto lugar, tenemos el grupo de los alimentos duros. Los dientes pueden masticar cosas muy duras, pero no porque podamos hacerlo, significa que está bien, de hecho, en ese momento se puede dañar el esmalte, o generar alguna fisura en nuestras piezas dentales. De modo que debes evitar masticar hielo o caramelos.

Alimentos duros: hielo, caramelos, palomitas de maíz.

Higiene y prevención

Como sabemos que hay muchos de estos alimentos que no se pueden dejar, lo que pretendemos es que se minimice su consumo. También es importante la higiene después de cada comida, así también bajaremos las probabilidades de contraer alguna enfermedad bucal por su causa. Además, es importante acudir al dentista antes de cualquier dolencia, es decir, de manera preventiva cada 6 meses.

Nuestros dentistas están esperándote. Pide tu cita aqui.


Comments

comments