Hay estudios que indican que una de cada cinco personas cree que el aliento es la cualidad más atractiva en una persona. Lo cierto es que la mayoría de nosotros hemos sufrido mal aliento de vez en cuando, pero realmente ¿sabemos qué es lo que causa esta condición? Y más importante aún, ¿qué se puede hacer al respecto? En el siguiente post te contaremos más acerca de este problema y te daremos algunas soluciones rápidas para combatirlo.

Bacterias en la boca

¿Buscando un
dentista de calidad?

VER DENTISTAS

Las bacterias orales, que comúnmente se encuentran en los dientes y las encías, liberan gases sulfúricos que realmente apestan. Esta es la causa más común de mal aliento crónico,  más conocido como halitosis. Lo bueno es que está comprobado que el cepillado regular con pasta de dientes con flúor y usar el hilo dental todos los días ayuda a mantener las bacterias a raya, disminuyendo la posibilidad de sufrir halitosis.

Pero estas bacterias pueden ir más allá si no se les limita, ya que podrían causar enfermedad en las encías y caries, lo que aumenta el mal aliento, ya que ambos casos colaboran a la halitosis. De este modo, el uso de un enjuague bucal medicado puede enmascarar el olor, ayudando a reducir la cantidad de bacterias; sin embargo, no es un sustituto para el tratamiento con un dentista.

Alimentos y cigarros

La comida y las bebidas que consumes también pueden ser culpables de tu mal aliento. Las partículas de alimentos a menudo se atascan en los dientes y se quedan en su lengua; el azúcar de las bebidas gaseosas también se adhiere a las superficies dentales. Esto proporciona una rica fuente de nutrientes para las bacterias orales que causan mal olor, caries y enfermedad de las encías. También muchos de nosotros tomamos una taza de café en la mañana y comemos con bastante ajo y cebolla, alimentos conocidos por causar mal aliento.

Las advertencias de salud en los envases de cigarros nos indican que estos podrían causar cáncer, enfermedades al corazón y otras, pero generalmente se olvidan de señalar que fumar causa mal aliento. Las partículas de los cigarros crean un olor rancio, ya que permanecen en la garganta del fumador y en sus pulmones durante horas. A parte del olor que deja un cigarro en la boca, fumar podría aumentar el riesgo de enfermedades en las encías, lo que a su vez también genera halitosis. Los enjuagues bucales y pastillas de menta cubren temporalmente el olor, pero los profesionales de la salud están de acuerdo en que la mejor manera de resolver este problema es dejando este hábito, ya que será beneficiosos tanto para tu salud dental como general, y también para quienes te rodean.

Boca seca

La saliva es un enjuague bucal natural del cuerpo, ya que es una sustancia que diluye las bacterias orales desagradables y mantiene la boca libre de olores. Cuando tu boca está seca, no hay suficiente saliva para hacer este trabajo vital. Por lo que es importante consumir más agua y respirar por la nariz, dos maneras que ayudan a combatir la sequedad bucal; también consumir verduras fibrosas como el apio, la zanahoria cruda, la manzana, podrían estimular las glándulas salivales. Por otro lado, si tu boca siempre está seca, es posible que tengas una afección llamada xerostomía, de ser así debes consultar con tu dentista, quien podría sugerirte el uso de un estimulante de la saliva o sustituto.

Pérdida de coronas o tapaduras

Compara valores de
tratamientos y
profesionales en Deenty.

Pide tu Evaluación

Las coronas y las tapaduras son importantísimas para reparar el daño causado por la caries dental, pero no son infalibles. De vez en cuando estos pueden fracturarse, y como son áreas difíciles de limpiar, crean un panorama ideal para bacterias, por lo tanto, también para la caries dental. Su dentista puede utilizar un examen visual o tomar algunas radiografías para determinar si la pérdida o fractura de una corona es la causa de su mal aliento, y luego podría reparar el daño.

Saber cuál es la causa del mal aliento es el primer paso hacia la gestión de la misma. Fíjate en la sequedad de tu boca, evita comidas que causen mal aliento, y dejar el cigarro, son las soluciones más rápidas a la hora del mal aliento, y puedes ser muy útiles para combatirlo. Ahora, para soluciones a largo plazo, debes tomar una hora con tu dentista para discutir con él las soluciones disponibles que hay para tu caso.

Si necesitas un dentista que te ayude a combatir y disminuir el mal aliento, o si piensas que es crónico y que corresponde a halitosis, te recordamos que puedes encontrar un especialista de acuerdo a tus necesidades en deenty.com

Comments

comments