Suena cliché decir que no existe un manual para criar a un hijo, pero es la verdad; todo depende de la relación que se dé entre padres e hijos, es decir, la crianza en gran medida depende del adulto. Afortunadamente, sí existen guías para algunas etapas de las guaguas, haciendo que ese trabajo que parece tan difícil, se aliviane un poco. Por eso, a continuación, te mostraremos algunas cosas que puedes hacer cuando a tu hijo le están saliendo sus primeros dientes, porque es un hecho que es un proceso molesto. También te ayudaremos a identificar si realmente su problema es debido al crecimiento de sus primeros dientes.

¿Cómo sé si mi hijo está en la etapa de dentición?

Efectivamente, hay algunos niños que no sufren con la salida de sus primeros dientes, pero hay muchos otros niños que sufren de sobremanera cuando el diente rompe la encía para salir, y el sufrimiento se transmite, inevitablemente, a los padres también. Si a tu hijo le están saliendo los dientes probablemente te darás cuenta por algunos de los siguientes síntomas:

  • Irritabilidad y mal humor
  • Babeo excesivo
  • Dificultad para la alimentación
  • Insomnio durante la noche
  • Inflamación de las encías
  • Mejillas o enrojecimiento de la cara
  • Necesidad de morder o chupar, frotando las encías

Pero también podría tener otros síntomas adicionales como diarrea o fiebre antes de la salida de un diente. Si esto ocurriera, es recomendable conversarlo con el pediatra, ya que estos síntomas también podrían ser consecuencia de otros problemas.

¿Por qué duele?

Asegura la sonrisa
de tus hijos
sin gastar demás.

Ver Dentistas

Las raíces de los dientes se forman en las encías de una guagua cuando aún están en el vientre materno. Después de que nacen, luego de seis meses aproximadamente, los dientes comienzan a empujar a través de las encías, y esta acción causa hinchazón en las encías, y por eso tu hijo o pasa mal cuando esto ocurre, ya que se irrita, y puede causar dolor. Cuando succionan la sangre se va a las encías, haciéndolas aún más sensibles, por eso muchas veces los niños no quieren comer o tomar sus papa.

Anillos de dentición

Asegúrate de conseguir anillos que estén fabricados con materiales seguros para tu guagua, y dáselo para que lo mastique. Este proceso ayuda a aliviar algunas de las molestias que pueda sentir tu hijo en sus encías. Busca anillos a base de silicona que sean sólidos, ya que los productos llenos de líquido pueden tener fugas y son imposibles de esterilizar. Puedes poner la mayoría de los anillos de dentición en el refrigerador para dar enfriamiento adicional, ya que la sensación de frío ayuda a calmar el dolor en las encías. Sin embargo, evita ponerlos en el congelador, porque si estos se congelan quedan demasiado duros y podría ser muy difícil de masticar para tu hijo, e incluso podría dañar sus encías. En caso de no contar con un anillo de dentición, puedes mojar un pedazo de género o gaza y enfriarla en el refrigerador, siendo una buena alternativa para el alivio de tu hijo.

Gel para la dentición

En el mercado existe un gel, de distintas marcas, que está compuesto de antisépticos y anestésicos, haciendo que se alivie el dolor, y evita cualquier infección que pudiera ocurrir cuando los dientes rompan a través de las encías. Para aplicar este gel, puedes hacerlo con tu dedo, siempre que esté limpio, o con algún aplicador (limpio, también), frotando una pequeña cantidad en las encías de la guagua. La sensación de adormecimiento en las encías dura alrededor de 20 minutos, pero no se puede usar más de seis veces al día. Siempre asegúrate de usar un gel que sea hecho específicamente para niños, ya que hay otros que no son solo para adultos. De todos modos te recomendamos que converses con tu pediatra u odontopediatra acerca del uso de geles, sobre todo cuando las guaguas tienen menos de cuatro meses.

Analgésico infantil

Si el pediatra lo aprueba, puedes darle a tu hijo paracetamol o ibuprofeno, ya que estos pueden ser un recurso efectivo en esta etapa. El ibuprofeno tiene el efecto adicional de desinflamar las encías hinchadas, y ambos ayudan a reducir el dolor y la fiebre que acompañan el proceso de dentición.

¿Cuándo termina?

Compara valores de
tratamientos y
profesionales en Deenty.

Pide tu Evaluación

Evidentemente no todos los niños son iguales, por lo que es difícil determinar un período exacto para el proceso de dentición, ya que nadie sabe cuándo saldrá el primer diente. Pero por lo general esta etapa comienza entre los 5 a los 7 meses, que es cuando más sensibles se ponen las encías, ya que son solo los primeros dientes los que causan más problemas. De todas formas, cuando tu hijo tiene alrededor de un año, comienzan a aparecer los molares, que también podrían causar molestias.

Como hemos dicho, criar a un niño no es fácil y no hay solo una manera perfecta. Pero en deenty.com queremos ayudarte a que te prepares y enfrentes de mejor manera los procesos dentales por los que puede pasar tu hijo. De este modo será más llevadero para ti y menos doloroso para tus hijos.

Comments

comments