Las muelas del juicio son un misterio para muchas personas. La mayoría no entiende porqué salen tan tardíamente, y porqué generalmente se terminan extrayendo. En la siguiente entrada te contaremos cuál es la función de las muelas del juicio y qué problemas pueden presentarse.

Muelas del juicio parte 1: cuál es su función y qué problemas pueden presentarse

Casi toda sonrisa es
producto de otra sonrisa.
-Frank Clark

Encuentra tu Dentista

Los antropólogos creen que las muelas del juicio, o el tercer molar, tenían un sentido en la dieta temprana de nuestro antepasado. Dicha alimentación consistía en hojas toscas, ásperas, raíces, nueces y carnes, que requerían más poder de masticación. Esto daba como resultado un desgaste excesivo de los dientes. Sin embargo, en la actualidad, con la presencia de alimentos más suaves, en conjunto con los avances tecnológicos como los tenedores, cucharas y cuchillos, las muelas del juicio han perdido su utilidad. Como resultado, los biólogos evolucionistas clasifican a las muelas del juicio como órganos vestigiales. Es decir, partes del cuerpo que han quedado sin función debido a la evolución.

Se les denomina “muelas del juicio” a los terceros molares, porque aparecen entre los 17 y 25 años de edad. Y se supone que ya hemos adquirido el juicio suficiente para tomar ciertas decisiones y determinaciones en nuestra vida.

Hay personas a las que nunca le salen las muelas del juicio. Sin embargo, para quienes sí erupcionan estas muelas, pueden salir de a una o bien las cuatro al mismo tiempo. Además, puede que no a todos les aparezcan las cuatro. Y hay ciertas personas a las que aparecen más molares que al común de la gente. La literatura científica todavía no puede explicar por qué varía el número de dientes por individuo.

Qué problemas pueden presentar las muelas del juicio

Debido a que las mandíbulas humanas son más pequeñas que antes, cuando los terceros molares aparecen pueden traer algunos problemas. Muchas veces las muelas del juicio se ven afectadas, o bloqueadas, por los otros dientes de alrededor. Además, cuando la muela entra en erupción, los alimentos podrían quedar atrapados en el tejido de la encía. Esto podría generar el crecimiento de bacterias y, posiblemente,  una infección.

Las muelas del juicio que no erupcionan sino que permanecen relegados también pueden provocar problemas orales. Entre ellos, el apiñamiento o desplazamiento de los dientes permanentes. En pocas ocasiones puede formarse un quiste (saco lleno de líquido) en el tejido blando que rodea los terceros molares. Estos quistes pueden conducir a la destrucción del hueso, expansión de la mandíbula, o daño a los dientes circundantes. Aún más raro son los tumores que podrían desarrollarse en los quistes. Pero si el tumor o quiste crece demasiado la mandíbula podría romperse espontáneamente.

Los mejores dentistas
estan en Deenty.com.

VER DENTISTAS

Según los estudios, se ha determinado que casi el 85% de la población requiere que sus muelas del juicio sean extraídas. Sin embargo, no todos corren la misma suerte, hay quienes pueden vivir por siempre con sus benditos terceros molares.

Cuando es necesario, se recomienda extraer las muelas del juicio cuando uno es adulto joven, es decir alrededor de los 20 años. Después una cirugía podría traer más complicaciones debido a que la raíz aún no está completamente formada.

Si tus muelas del juicio están por salir, si sientes molestias o dolor, debes acudir lo antes posible donde un dentista. Pide tu hora con algún profesional de IntegraMédica Perú, para que pueda revisarte y salgas de todas las dudas.

Nuestros dentistas están esperándote. Pide tu cita aqui.

Comments

comments