Ya hemos hablado de las muelas del juicio, sin embargo siempre hay cosas nuevas que debes saber. A la mayoría de las personas, la aparición de los terceros molares ronda entre los 17 y 20 años. En esta entrada te contaremos cómo identificar las molestias y qué hacer cuando empiezan a molestar las muelas del juicio.

Muelas del juicio parte 2: identificar las molestias y qué hacer cuando empiezan a molestar

Casi toda sonrisa es
producto de otra sonrisa.
-Frank Clark

Encuentra tu Dentista

Probablemente no recordemos cuando empezó el periodo de dentición. Pero sabemos que cuando brotan los primeros dientes los bebés sufren porque les pican las encías. La aparición de las muelas del juicio podría presentar algún dolor por la rotura de las encías. Sin embargo ante ese dolor propio de la dentición no debes prestar mayor atención. Debes prestar atención cuando después de un tiempo sigues sintiendo dolor o molestias.

Estas molestias debes saber identificarlas, ya que su causa puede estar ligada a diversos factores. A continuación te contaremos cuándo podrías seguir sintiendo dolor y qué debes hacer.  

No hay espacio suficiente

Cuando tus muelas del juicio no tienen espacio suficiente para crecer completamente empiezan a chocar con los dientes del rededor. Si esto sucede los terceros molares empezarán a empujar tus dientes por lo que podrías sentir dolor. Además, este hecho podría torcer tus dientes, hasta enchuecarlos. Si identificas que estos es lo que está pasando debes acudir al dentista para que revise y tome radiografías. En conjunto decidirán qué es lo mejor, que probablemente sea extraer las muelas.

Crecen chuecas

Los terceros molares muchas veces brotan hacia cualquier lado. Esta situación también es dolorosa debido al choque que se produce con las demás muelas. Es similar a lo anterior, el tercer molar empuja las demás piezas dentales causando dolor. Y también podría llegar al punto de enchuecar tu dentadura si no se toman medidas a tiempo. La recomendación es acudir al dentista para ver si realmente el dolor o molestia es debido a la posición de los terceros molares. Una vez que se tenga esta información se pueden tomar alguna decisión acerca del futuro de las muelas del juicio.

Infección entre las encías

Cuando comienzan a brotar las muelas del juicio puede que la encía quede sobre la muela. Por lo mismo podría quedar un espacio entre la encía y la muela en el cual se pueden quedar alimentos atrapados. Como es un lugar de difícil acceso, puede suceder que el cepillo de dientes no alcance a remover estas partículas de alimento. Si quedan mucho tiempo ahí, las partículas podrían infectarse dando lugar a un dolor extra. Como siempre, la recomendación es asistir al dentista para que este revise y determine la causa del dolor. De ser por presencia de alimentos, lo más probable es que recete algún medicamento para terminar con la infección. La extracción de los terceros molares también se definirá con el dentista.

Los mejores dentistas
estan en Deenty.com.

VER DENTISTAS

Es importante que no se abandonen los hábitos de higiene independiente de lo que cause el dolor. Además es indispensable acudir lo antes posible al dentista para tomar decisiones. La extracción de las muelas del juicio es una cirugía menor que se recomienda a muchos pacientes. Recordemos que las muelas del juicio están consideradas como piezas dentales sin uso. Es decir, podemos vivir perfectamente sin ellas. De todos modos, si no presentas ningún dolor, si tienes espacio suficiente, y no has sufrido ninguna infección, no debería haber ninguna razón para sacarlas.

Si han comenzado a aparecer tus muelas del juicio, contrólate lo antes posible para descartar todo lo que podría causar algún dolor o molestia. Recuerda que puedes pedir una cita con los profesionales del IntegraMédica Perú.

Nuestros dentistas están esperándote. Pide tu cita aqui.

Comments

comments