Muchos hemos tenido miedo del momento en que aparecen nuestras muelas del juicio. A continuación te contaremos porqué tienen tan mala fama y por qué se apodan del juicio, cuando su verdadero nombre es terceros molares.

Casi toda sonrisa es
producto de otra sonrisa.
-Frank Clark

Encuentra tu Dentista

La razón por la que se les denomina muelas del juicio tiene que ver con el periodo en el que aparecen. Cuando ya hemos cambiado nuestros dientes de leche y han aparecido nuestros dientes y muelas definitivas, alrededor de los 12 años, hay unas que no lo hacen hasta terminada la adolescencia, más o menos entre los 17 y 25 años, y por eso se denominan muelas del juicio, porque aparecen cuando, supuestamente, ya tenemos el juicio suficiente para entender y tomar decisiones. Evidentemente esto es lo que sucede con el general de las personas, pero puede haber algunas excepciones, incluso hay a quienes nunca les crecen las muelas del juicio.

Los terceros molares son los últimos en aparecer y están ubicados al final de nuestra dentadura. Son cuatro, dos por cada lado, uno en el maxilar superior y uno en la parte inferior. Cuando han crecido estos cuatro molares se completa el conjunto completo de 32 piezas permanentes en los seres humanos. Sin embargo, muchas personas no tienen el espacio suficiente para albergar estos nuevos dientes, siendo necesario sacarlos, por lo que el común de las personas tiene solo 28 piezas.

Muelas del juicio: las causantes de muchos problemas

Como ya advertimos antes, los terceros molares muchas veces no cuentan con el espacio necesario para estar cómodamente en la boca, causando mucho dolor al momento de su aparición. Por otro lado, si sumamos que es común que aparezcan chuecas, comienzan a dañar el resto de nuestros dientes y el dolor se hace aún mayor. Además como son los dientes de más atrás de la boca, debemos sumar la dificultad que tiene cepillar estos molares, por lo que muchas veces cuando están creciendo, son causante de infecciones que también causan dolor.

radiografia de muela del juicio

Por todas esas razones es que se aconseja extraer estas muelas. Pero es necesario que el especialista evalúe cómo están creciendo y apareciendo, para determinar si es necesaria o no la extracción. La mayoría de las veces para ver el estado de los terceros molares se necesita una radiografía panorámica.

Los mejores dentistas
estan en Deenty.com.

VER DENTISTAS

Por otro lado, hoy en día no tienen mucha importancia en la masticación, debido a la evolución que hemos tenido las mandíbulas podrían haberse achicado, y por otro lado, seguimos una dieta más blanda, a diferencia del hombre prehistórico que sí las necesitaba para masticar la carne de los huesos, entre otras cosas.

No todo es tan malo con los terceros molares

Pero no todo es dolor con las muelas del juicio, hay quienes las tienen normalmente, aparecen de manera correcta y no tienen necesidad de ser extraídas. De todos modos el cepillado es igual de complejo debido a la posición de estas mismas. Si quieres aprender cómo cepillarte de manera correcta los dientes, haz click aquí

muela del juicio

Es verdad que la mayoría de las personas tenemos problemas con los terceros molares, por eso te recomendamos visitar periódicamente a tu especialista, para que en conjunto puedan tomar una determinación acerca de estas. Por otro lado, si han decidido dejarlas donde están, es importante cepillar lo mejor posible la zona para evitar la formación de caries. Si necesitas un especialista para revisar tus muelas del juicio, recuerda que puedes encontrar uno que se acomode a tus preferencias en deenty.com

 

 

 

Comments

comments