Es probable que nunca o muy pocas veces hayamos oído hablar de “Pericoronaritis”, es que su nombre es difícil y poco familiar. Pero lo más cierto es que sí hayamos tenido esta dolencia, y hayamos tenido que ir al dentista a ver qué nos pasa. En el siguiente artículo podrás tendrás todo lo que necesitas saber sobre este dolor.

¿Buscando un
dentista de calidad?

VER DENTISTAS

Pericoronaritis: todo lo que necesitas saber sobre este dolor

También se le denomina operculitis, y corresponde a un problema de salud oral que ocurre cuando el tejido de las encías alrededor de un diente parcialmente erupcionado se inflama y se infecta. Esta afección se generalmente en los terceros molares o muelas del juicio.

Cuando un diente no ha salido totalmente a través de las encías, es muy difícil de limpiar eficazmente. Los restos de comida y la placa pueden quedar atrapados bajo el tejido de las encías, y si permanecen ahí por mucho tiempo, las encías se irritan, hinchándose e infectándose. Esto también puede ocurrir a causa de un traumatismo en el opérculo (que es la parte de la encía que sigue cubriendo parcialmente el diente). Esto suele ocurrir cuando el diente opuesto muerde repetidamente hacia abajo contra el colgajo de tejido de las encías, causando que se irrite y por supuesto, dolor.

Síntomas de la pericoronaritis:

  • Hinchazón
  • Enrojecimiento en las encías
  • Dolor
  • Infección
  • Mal aliento
  • Mal sabor persistente en la boca (causado por el pus que segrega de las encías infectadas)
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello
  • Dificultad para deglutir
  • Dificultad en la apertura de la mandíbula
  • Fiebre

La pericoronaritis es diferente de la enfermedad de las encías, ya que la primera se localiza alrededor de un diente parcialmente erupcionado. Sin embargo, si no se trata a tiempo, la infección severa puede extenderse a otras áreas de la boca y hasta la mandíbula.

Por lo general, las personas en su adolescencia se ven afectadas por este trastorno debido a la erupción chueca de las muelas del juicio.

El tratamiento para la pericoronaritis depende de la gravedad del problema y de los síntomas que se presenten. Si la hinchazón y el dolor se localizan en un diente, tu dentista te recomendará tomar especial cuidado para asegurar que ningún alimento quede atrapado debajo de las encías, y es probable que te recomiende enjuagarte la boca con agua tibia con sal para ayudar a aliviar el dolor y reducir la hinchazón.

Si este trastorno presentara efectos secundarios más graves o ves que se está extendiendo en la boca, debes comunicarte inmediatamente con tu dentista. Es muy probable que te dé un antibiótico oral para ayudar a combatir la infección, e incluso podría recetarte algún medicamento para el dolor.

Compara valores de
tratamientos y
profesionales en Deenty.

Pide tu Evaluación

Independiente de si la pericoronaritis es crónica o no, se puede tener soluciones óptimas. Por ejemplo, cuando existe el deseo de mantener el tercer molar, se lleva a cabo una cirugía menor, en la que se elimina el opérculo (tejido de encía sobrante). Una vez que este tejido ya no está cubriendo parcialmente la superficie del diente, es más fácil de limpiar y se detiene la ocurrencia de trauma en las encías de los demás dientes; y esto, a su vez, reduce el riesgo de infecciones. Sin embargo, en algunos casos el tejido de la encía vuelve a crecer sobre el diente y vuelve a crear los mismos problemas.

El tratamiento más común, cuando persiste la pericoronaritis, es la eliminación de las muelas del juicio. Si están mal posicionadas o han salido parcialmente pueden causar grandes problemas dentales, además del que ya hemos explicado en este post. La extracción de muelas del juicio elimina la posibilidad de futuros incidentes de pericoronaritis. Si estás experimentando dolor, hinchazón, o cualquier síntoma de infección en la boca, toma de inmediato una hora con tu dentista. Esta afección se diagnostica fácilmente con un examen dental y radiografías; y en conjunto con tu dentista puedes trabajar juntos para desarrollar un plan de tratamiento, para sanar este doloroso trastorno y evitar posibles infecciones en el futuro. Recuerda que puedes encontrar un dentista para que evalúe tu problema en deenty.com y en pocos click podrás tener tu hora agendada con el especialista que se adecúe a tus necesidades.


Comments

comments